Camión de comida en Nueva York

Camión de comida en Nueva York

Hace ya un par de años publiqué en el blog una entrada sobre los camiones con cocinas móviles. Los llamados “food trucks”. Hoy, esa tendencia es ya una realidad en muchos países. En España, en cambio, su desarrollo aún es tímido, más por trabas legales que por falta de emprendedores dispuestos a poner en marcha estos nuevos negocios.

En 2014, el movimiento Street Food ha llegado “oficialmente” a España. Es un movimiento que cuenta con el impulso, energía e ilusión de un grupo de empresas y personas. En se ha creado la Asociación asociación Street Food Madrid, con el objetivo de fomentar e impulsar este movimiento en Madrid de manera directa, e indirecta en todo el territorio nacional. Esta asociación, comenzó con 5 asociados y en noviembre de 2014 contaba con 29. El número sigue y seguirá creciendo.

En otros países de Europa y en Estados Unidos es habitual ver este tipo de negocios ambulantes en las principales zonas comerciales y de oficinas, ofreciendo comida de calidad, que en muchos casos está avalada por grandes chefs y que obviamente cuenta con unos altos estándares de higiene y salubridad.

 

Puesto de Street Food en Nueva York

Puesto de Street Food en Nueva York

Se trata de un modelo de negocio nuevo y rompedor que según esta Asociación no está siendo entendido por quienes toman decisiones administrativas y políticas en esta materia. El mercado (una vez más) se mueve más rápido que la Administración.

A pesar de estas trabas, existe una demanda de este tipo de servicio por parte de grupos de consumidores y, al mismo tiempo, existe una masa crítica de empresas y de emprendedores dispuestos a invertir, crear empleo.

Me comentan desde la Asociación, que en España el sector de la “Street Food”, pasa jurídicamente en todo caso por la aplicación directa del Real Decreto 199/2010, de 26 de febrero, por el que se regula el ejercicio de la venta ambulante o no sedentaria. Este Real Decreto establece además la ordenación de la venta ambulante como competencia de cada ayuntamiento”.

Esta normativa de carácter nacional, no supone impedimento para el desarrollo de este emergente sector, ya que no impide ni prohíbe la venta de determinados alimentos. Las Ordenanzas Municipales de muchos Ayuntamientos sí que regulan la venta ambulante en sus municipios y, en muchos casos, no están adaptadas a este tipo de venta. Por citar el ejemplo de Madrid, la ordenanza municipal establece un listado cerrado de alimentos que pueden ser vendidos en cualquier modalidad de venta ambulante (vía pública y mercados municipales) y que pasa únicamente por la elaboración de churros, castañas u otros productos de temporada; y, junto a ello, tras la última modificación, alimentos previamente envasados y que no tengan que ser elaborados (art. 38.2 + Anexo I).

Mientras que la normativa no permita que este tipo de negocios puedan ubicarse en la vía pública, se están instalando fuera de la vía pública, es decir, en espacios de titularidad privada y que cuentan en cada caso con la licencia de actividad necesaria.Este modelo limita enormemente su desarrollo.

En Madrid iniciativas como MadrEAT se van consolidando y seguramente esta tendencia se acabará normalizando y siendo una propuesta de hostelería más para un consumidor que está ávido de novedades y que cada vez es más moderno.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInBuffer this page